Vuelve la ley para vagos y maleantes

Antes que nada tengo que decir que no soy un aficionado al botellón ni nunca me ha gustado mucho esa práctica por lo que supone, pero una cosa es un botellón y la otra no permitir reunirse a la gente libremente en la calle.

En Sevilla, el pasado día 20 de Enero, se reunían unas personas en la calle, aparentemente estaban simplemente hablando, ante las que se presentó la policía local para decirles que se fueran de ahí. Evidentemente la gente no quería irse, pues estaban hablando y no hacían nada malo. Pero la policía impuso su ley y, echó a empujones y amenazando con la porra a la gente de la calle.

Soy el primero que se queja de los concurso-macro-botellones ques se celebran en algunas ciudades, me parece que simplemente se llena de mamones y gilipollas que solo hacen que dar por el culo, pero también me indigna que agentes que se supone han de proteger echen a empujones a la gente de una calle por que les salga de los huevos. Aquí tenéis un video de lo sucedido (visto en La mate por un yogur) grabado por La calle es de todos.

También me gustaría resaltar una frase de la ley anti-botellón andaluza, que he leído en el video, que dice “se prohibe la permanencia y concentración de personas (en la calle) que se encuentren […] realizando actividades que pongan en peligro la pacífica convivencia ciudadana”. En principio, casi cualquier persona podría estar de acuerdo con esta frase, pero si los que han de decidir son esos borregos… mal vamos.

2 Comentarios to “Vuelve la ley para vagos y maleantes”

  1. veronica dice:

    ola!estoi de acuerdo k tiene de malo reunirse en la calle m aprece algo injusto al nos er k venga algien importante cmo un famoso o un presidente no tiene derexo a exart la calle no e ssuya simplemente es d to2 yo no ago botellon no m gusta emborraxarme aunk aveces tome una cerveza cn poko alcol peor estoi d acuerdo cn tigo

  2. Khriz dice:

    Supongo que sabes que esto no es un móvil y que aquí no te cobran por carácteres…

    “A no ser que venga alguien importante como una famoso o un presidente”

    Dios mio, ¡estáis tan alelados! Y si viene un famoso, que puto derecho tiene él a echarte a tí de la calle, ¿porqué vende discos o porqué, simplemente, se acuesta com muchas zorras/os?

    ¡Qué país!