Parches Anti

Hace ya algún tiempo que parece que todos los problemas del mundo se pueden solucionar con un trozo de plástico con pegamento y un líquido a modo de apósito. Los tan conocidos parches anti-loquesea. Los hay de todos los gustos y colores, y para muestra un botón:

  • Parche Anti-Tabaco, pero ojo, sin nicotina: la página web ya ofrece un aspecto que recuerdo a la teletienda pero en el medio escrito: “deja de fumar en 4 semanas y sin nicotina”… umm, ¿porqué será que no me lo creo?
  • Parche Anti-Depresivo, si te han echado del curro, tú mujer te ha dejado y aún vives con tus padres a los 42 años… no te preocupes, el parche anti-depresivo te curará. ¿Porqué se empeñan en curar las depresiones con medicinas?, si todo el mundo sabe que las depresiones se curan con whisky.
  • Parche Anti-Arrugas en los ojos, qué tienes los ojos que te empiezas a parecer al cara rana… no te preocupes, unos simples parches te quitan las arrugas, las ojeras, las patas de gallo, el maquillaje, las pestañas y puede que hasta la piel.
  • Parches Anti-Celulíticos, no te preocupes de la dieta, ni del culo que se te ha puesto, porqué estos simples parches harán que te parezcas a Kate Moss en su época anoréxica y heroinómana, y en un tiempo récord.
  • Y los mejores, Parches Anti-Amor (vía No puedo creer que lo hayan inventado), qué la tía que te gusta pasa de tu cara y eso te deprime, o una de dos, o te tomas los parches anti-depresivos, o estos parches que harán que dejes de estar enamorado. Todavía no se sabe cómo funcionan, pero a mi se me ocurre una posibilidad: Bromuro.

¿Veis que fácil?, si hasta nuestro amigo el cazador de cocodrilos se podía haber salvado con un parche anti-rayas.

Los comentarios están deshabilitados.