Fin de año

El refranero nos ha vuelto a iluminar con su sabiduría: “Todo se pega menos la belleza”, reza el compendio, y para prueba un botón: dos jóvenes queman a un indigente en Málaga. Pero hoy no hablamos ni de refranes ni de hijos de puta, hoy tratamos el famoso tema de fin de año.

Se acerca el día 31, y como todo hijo de vecino habrá que salir de fiesta… asaltan las primeras dudas. Opciones para salir de fiesta en fin de año:

  • Macrofiesta en algún local famoso, estación de trenes, palacio de congresos, etc.
  • Microfiesta en algún local no tan famoso.
  • Salir de bares
  • Alquilar un local y montar un fiesta ahí.
  • Fiesta particular en casa de alguien.

Vamos a valorar las opciones. La Macrofiesta: ya por definición da miedo: macro y fiesta, que quiere decir mucha fiesta, pero entonces implica poca bebida, poco espacio, poco aire para respirar y poca calidad en la música. ¿Quién no ha tenido que tomarse un Martini con Seven-Up porqué se ha terminado todo el alcohol que a ti te gusta?, o ¿quién no ha tenido que tirar los 4 vales para consumiciones que te dan en la entrada porque solo pudiste llevarte 2 copas la única vez que tuviste la moral y el machete necesarios para llegar a la barra? En definitiva, las macrofiestas son un timo.

Microfiestas: éstas consisten en lo mismo de cada fin de semana, pero te vamos a cobrar el triple que de costumbre. ¡Coño! Un poco cabrones, ¿no? Aunque también hay que entenderlo, a todos nos gustaría salir de fiesta en fin de año, pero si salimos todos, ¿quién nos sirve las copas? Aunque como todo, hay casos y casos. La típica discoteca que te cobran 10

Los comentarios están deshabilitados.