La retención de datos no es la solución

Copiado directamente de data retention is no solution. Si os preocupa, ir a la página y firmar vosotros también.

¡La retención de datos no es la solución!

Los ministros europeos de Justicia y la Comisión Europea quieren almacenar todo el tráfico telefónico y de Internet de 450 millones de europeos. Si te preocupa un plan así, te pedimos que firmes esta petición.

¿Qué hay de malo en la retención de datos? La propuesta de retener los datos de tráfico revelará quien ha estado llamando o enviando correos a quien, qué websites visita la gente e incluso donde estaban con sus teléfonos móviles. Se ordenará a las compañías telefónicas y a los proveedores de Internet que almacenen todos los datos de tráfico de sus clientes. Las agencias de policía y de inteligencia de Europa tendrán garantizado el acceso a esos datos. Diversas propuestas en competición actualmente en Bruselas hablan de períodos de retención de entre seis meses a cuatro años.

La retención de datos es una técnica invasiva que interfiere con las vidas privadas de 450 millones de europeos. La retención de datos es una política que expande las capacidades de vigilancia de una forma sin precedentes. De forma simultánea revoca muchas de las garantías de los instrumentos europeos en favor de los derechos humanos, como las directivas de protección de datos y la Convención Europea de los Derechos Humanos.

La retención de datos implica que los gobiernos pueden interferir con tu vida privada y las comunicaciones privadas sin importar si eres o no sospechoso de un crimen.

¡La retención de datos no es una solución para el terrorismo y el crimen!

En julio de 2005 el Parlamento Europeo adoptó un informe del miembro del Parlamento Alexander Alvaro sobre el plan de retención obligatoria de datos. El informe concluía que la propuesta era desproporcionada. Este informe también cuestionaba la necesidad, efectividad y los altos costes para la industria y los usuarios de telecomunicaciones.

No hay investigaciones desarrolladas en ninguna parte de Europa que demuestren la necesidad de crear semejantes bases de datos a gran escala, conteniendo datos tan sensibles con el objetivo de luchar contra el crimen y el terrorismo.

Los ataques a Londres fueron ataques a los derechos humanos. La protección de estos derechos humanos importa más cuando los gobiernos y las sociedades se enfrentan a tiempos de crisis. La peor respuesta posible sería poner en peligro estos derechos cuidadosamente articulados con una respuesta inspirada en el miedo. Responder con vigilancia masiva al terror acabaría siendo un enorme éxito para los perpetradores de semejantes ataques: socavar nuestros valores más fundamentales.

¿Qué puedes hacer para detener este plan?

Si te preocupan los planes relacionados con la retención de datos, por favor, firma la petición y alerta a todas las personas que puedas para dar apoyo a esta campaña.
Las firmas se enviarán a la Comisión Europea y al Parlamento Europeo.

Los comentarios están deshabilitados.