Privacidad en el mundo real (I)

Privacidad
Nos planteamos alguna vez nuestra privacidad y quien tiene acceso a nuestros datos? Uno de nuestros redactores se interesa por el tema y nos ofrece el primer capítulo de lo que el espera que sea una serie (de pocos capítulos, pero serie)

Estaba yo reflexionando hace unos días a causa de una anécdota que me habían explicado.
Según me explicó alguien (a quien llamaremos X) estaba trabajando cuando un compañero suyo le dijo que fuera a mirar una cosa en su ordenador. X fue al ordenador de su compañero y este entre risas le enseñó la foto del portal de la casa de X. Esto no tendría especial importancia sino fuera porque el compañero no sabia donde vivía X. X le preguntó, perplejo, de donde había sacado la foto de su casa.

El procedimiento es bien sencillo:

1) Nos vamos a las páginas blancas y introducimos el nombre de la persona que estamos buscando
2) El sistema nos da su dirección, número de teléfono, código postal, ciudad, un mapa de la zona donde vive e incluso la posibilidad de saber como llegar desde una dirección dada.
3) Nos vamos al callejero fotográfico de QDQ, introducimos la dirección que hemos obtenido anteriormente y tenemos la foto del portal de la casa.

Si este método de conseguir información sobre nosotros es tan sencillo y trivial que cualquiera puede hacerlo, que no podrá obtener alguien que tenga interés y medios suficientes?

Viene al caso todo esto por la manera en que regularmente vendemos nuestra intimidad a cambio de comodidad sin ni siquiera darnos cuenta.

Por ejemplo, cuando en nuestro supermercado habitual nos ofrecen una tarjeta de socio con descuentos nosotros nos ahorramos un dinerillo con ello, pero ellos consiguen una estadística de todas tus compras: que compras, cuando lo compras, con que frecuencia… El peligro está en que alguien pudiera tener acceso a esa lista. Que pasaría si voy a buscar trabajo y la empresa, antes de hacerme la entrevista, pudiera consultar esa lista y viera que cada semana compro tres botellas de whisky y dos de vodka? A lo mejor se plantearán si contratarme o no. Y si tengo un accidente y la policía tiene acceso a esa lista? Tal vez se plantearán que la culpa del accidente ha de ser mía porque soy un alcohólico crónico. Y si tienen acceso los del seguro del coche? Tal vez me lo retiren, porque tengo mucho riesgo de tener accidentes. Y si resulta que esas botellas no me las bebía yo, sino que soy el encargado de llevar la bebida a las fiestas que se celebran en una asociación en la que participo? Pero claro, eso no sale en el ticket de la compra.

Lo mismo ocurre con la tarjeta de crédito. Si viajas por autopista y pagas con tarjeta de crédito es fácil hacer un rastreo de los sitios donde has estado. Si encima pagas en el automático estas favoreciendo que haya gente que se quede sin trabajo. Hazles un favor y pasa por el manual.

Con esto no pretendo que se eliminen las tarjetas de crédito, pero si que tengamos un poco en cuenta por donde van nuestros datos y quien puede disponer de ellos.

Los comentarios están deshabilitados.