Seguimos Vivos, aunque no lo parezca – Concierto de The Rolling Stones, Barcelona

Rolling Stones
Hay que reconocer que últimamente tenemos un poco abandonado El Ligre, cosa que nos duele en lo más adentro de nuestros esfínters. Pero hoy tenemos un nuevo artículo en la deshauciada sección de críticas. Es la crítica al reciente concierto de Rolling Stones en Barcelona. Aquí teneis el artículo completo. Como viene siendo normal desde hace unas semanas, podéis hacer vuestros comentarios en la misma página donde está el artículo.

Y próximamente para los fans desesperados que nos habéis pedido que estrenemos ya la sección de El Relax de El Ligre, pronto llegará, más pronto de lo que os pensáis.

4:30 de la tarde, joder que calor, llegamos al Estadi Olímpic Lluis Companys, El Ligre va a ver a los Stones. Nos aprovisionamos de comida y bebida visto el tiempo que ibamos a estar esperando (el concierto era a las 22h). El ambiente era bastante bueno, gente disfrazada, freakis, y los moteros de la reunión del centenario de Harley Davidson pululando por ahí. El atuendo de la gente variaba bastante dependiendo de su edad, los más puretas llevaban esas camisetas de los conciertos de los 60 y 70, llenas de roña y agujereadas por todos los lados, los más jovenes llevaban las camisetas fashion que hacen ahora los grupos para sus fans más guays.

A las 5 de la tarde más o menos, llegaron algunos seguratas, y eso hizo que la gente se pensara que iban a abrir las puertas y se levantaran para hacer cola. Nosotros nos tuvimos que levantar también, cosa que significó pasarse de pie todo el rato hasta que abrieran las puertas (hijos de !@#?@). Despues de una hora y media de pie aguantando el calor como podiamos, los seguratas se dignaron abrir las puertas, después de repetir hasta la saciedad que no se podían entrar cámaras de foto o video (la gente entró lo que le salió de las pelotas). 6:30, empezaron las carreras para llegar lo más cerca posible del escenario, nosotros (y no es por vacilar) fuimos un poco más listos y nos esperamos un poco a que los locos que empujan y pisotean al de delante para tener un mejor sitio, entraran, y después lo hicimos nosotros.

El escenario era increible, el más grande que he visto en mi vida, estaba compuesto de un escenario principal muy grande con unas pasarelas para que Mick Jagger pudiera correr libremente cual gacela (bueno, gacela de geriátrico casi), y un escenario pequeño (como ya habían hecho en anteriores giras) unidos ambos por una pasarela. La pista (donde las entradas eran las más baratas, 43?), estaba vallada dividéndola en dos partes, la parte pequeña era la que comprendía del escenario grande al pequeño, recinto al que solo puedieron entrar los más madrugadores ya que el aforo de esa parte era limitada. La otra parte era más grande y estaba más lejos del escenario. Sentados en las placas colocadas para no dañar el césped del estadio nos tuvimos que esperar dos horas a que empezaran los teloneros, espera amenizada por la cerveza.

Los teloneros, como en el resto de conciertos en españa, eran Pretenders. Salieron cinco minutos antes de lo previsto, cosa rara en un concierto, y dieron un espectáculo un poco aburrido y corto. Lo único destacable del concierto, la voz que aún mantiene Chrissie Hynde a pesar de sus 52 años. Pretenders terminó el concierto a las 21:20 aproximadamente, y nos tocó esperar casi una hora a la salida de sus satánicas majestades. Con 20 minutos de retraso aparecieron en escena los Stones. Las pantallas que habían acompañado el concierto de Pretenders habían desaparecido, y eso presagio la aparición de otra pantalla mayor.

22:20, se apagan las luces del estadio y de repente se escuchan las dos notas que empiezan Brown Sugar (concretamente son un Do y un Sol), y empezó un espectáculo increible de iluminación, sonido, y presencia en el escenario. Mick, Keith, Ron y Charlie llenan el escenario con su personalidad musical. La voz de Mick sorprendente a sus 59 años, por no hablar de las carreras que se pegó por el escenario. Keith, con sus solos estirables hasta la saciedad a base del blues más antiguo, o de los riffs más rockeros que se puedan oir. Ron, que pasaba por ahí (o eso parecía), toco sus solos e hizo su trabajo, pero el venía a pasarselo bien, y eso hizo, saludando a los fans, moviendo su esquelético cuerpo, etc. Y Charlie, bueno, Charlie es distinto, él viene a tocar la bateria como un músico profesional, y le importa un carajo que 60.000 personas coreen su nombre o le aplaudan sin cesar cuando la banda lo presenta.

Esta es la lista de las canciones que tocaron:

Brown Sugar
Start Me Up
You Got Me Rocking
Don’t Stop
Angie
You Can’t Always Get What You Want
Can’t You Hear Me Knocking
Tumbling Dice
Slipping Away (Cantada por Keith)
Before They Make Me Run (Cantada por Keith)
Sympathy For The Devil
I Just Want To Make Love To You (Escenario Secundario)
Street Fighting Man (Escenario Secundario)
Like A Rolling Stone (Escenario Secundario)
Gimme Shelter
It’s Only Rock’n Roll
Honky Tonk Women
Satisfaction
Jumping Jack Flash

El concierto fue en definitiva un homenaje a los Stones que fueron ovacionados a cada movimiento, solo, saludo,… Un muy buen espectáculo del que es y será uno de los grupos más grandes de la historia del rock.

Los comentarios están deshabilitados.