Después del 25-M

Elecciones
Las elecciones han pasado, y ahora dejarán de salir en la tele para prometer, y empezarán a meter de verdad, es decir a darnos por culo.

Aquí téneis la reflexión de uno de nuestros redactores, concretamente yo.

26 de mayo de 2003, día de resaca electoral. ¿A quién quiero engañar?, resaca de la de verdad. Pero hoy no quiero hablar de mis problemas con el alcohol. Hoy es día de hacer valoraciones de los resultados de ayer… y ¡SORPRESA!, todos han ganado. Que bien, esto si es la fiesta de la democracia. Pues dejarme que joda un poco, la cosa no es tan bonita como dicen los partidos.

El PSOE, sus distintas filiales y plataformas en las que participa, han sido los más votados en todo el país, pero han recibido un importante aviso de la sociedad de izquierdas. En muchos municipios y comunidades autónomas aún siendo el más votado, han perdido escaños, Barcelona es un ejemplo de ello. Una gran parte de la izquierda que ha querido dar un toque de atención al PSOE, ha votado a IU, a sus filiales, o a otros partidos de izquierdas (ERC, CHA, etc.). Eso es una buena señal para los que tenemos una ideología de izquierdas, aunque pueda parecer que no, ya que obliga al partido teóricamente de izquierdas mayoritario en este país a practicar una política de izquierdas más “radical”. Y eso no significa apoyar a Fidel Castro como nos quiere hacer creer el de bigote, sino mayor y mejor política social, menor apoyo a las grandes empresas, y apoyo a los trabajadores. Todo esto es teóricamente lo que deberían hacer ahora, que lo hagan o no es otra cosa.

Lo peor de estas elecciones es que si pasados solo dos meses de la invasión de Irak y seis del hundimiento del Prestige, el PP consigue mantenerse e incluso conseguir más escaños en algunos municipios y comunidades autónomas, es que hay algo en este país que no funciona, la memoria. O eso, o que los votantes de derechas les da igual a quien se mate, a cuantos pescadores se arruine, que les censuren la mayor parte de sus libertades, o que la educación que reciben sus hijos sea un mierda. Además, y aunque para ellos antes no lo era, si las municipales y autonómicas son un reflejo de la intención de voto para las elecciones lo tenemos crudo, ya que volvería a ganar el PP, porque si en dos meses la sociedad se ha olvidado de la guerra, de aquí a un año, aproximadamente, nadie se acordará de nada.

En fin, habrá que ver lo que pasa, pero un sentimiento pesimista ha invadido a la gente que pensaba que el PP recibiría un castigo por la guerra y el Prestige.

Los comentarios están deshabilitados.