Contestando los mitos de Bush sobre Irak

Bush
Podeis encontrar una traducción al español de un artículo de internationalanswer.org en que se contestan los mitos que Bush está intentado hacernos creer sobre la guerra en Irak. Si quereis el artículo original en inglés lo teneis también aquí.

Mito 1
Los Estados Unidos tienen derecho a empezar un guerra preventiva contra Irak

Una guerra preventiva es una guerra de agresión. Bajo las leyes internacionales, un guerra preventiva se puede justificar como un acto en defensa propia solo cuando exista una amenaza real e inminente de un ataque. La guerra preventiva de Bush contra Irak no intenta evitar ningún ataque. Intenta evitar una amenaza que ni siquiera ha sido hecha. Irak no está amenazando con atacar Estados Unidos. Solo son los Estados Unidos los que amenazan con una guerra. No hay ninguna evidencia de que Irak esté capacitado para atacar Estados Unidos, ni mucho menos de que tenga la intención de hacerlo.

Mito 2
El Consejo de Seguridad de la Naciones Unidas puede autorizar un guerra preventiva

El Consejo de Seguridad de la Naciones Unidas no puede autorizar un potencial ataque nuclear de Estados Unidos y una guerra de agresión que viola la Carta de las Naciones Unidas, la ley internacional y las leyes contra crímenes de guerra, crímenes contra la paz y crímenes contra la humanidad. La Carta de las Naciones Unidas -creada por el Consejo de Seguridad y que concede al Consejo su autoridad- precisa que “el Consejo de Seguridad debe actuar de acuerdo con las intenciones y los principios de las Naciones Unidas” (Articulo 24). La Carta de las Naciones Unidas dicta que los conflictos internacionales o las situaciones que puedan conducir a una rotura de la paz deben ser resueltos de manera pacífica. (Artículo 1 y capítulo VI). En otras palabras, un país no puede lanzar una guerra basándose en el hecho de pretender evitar la guerra. Un país puede usar la fuerza unilateralmente en defensa propia solo si hay un ataque armado en su contra. (Artículo 51)

Mito 3
El Congreso de Estados Unidos puede autorizar una guerra preventiva contra Irak

El artículo VI de la constitución de EE.UU. establece que los tratados ratificados, tal como la Carta de las Naciones Unidas, son “la ley suprema de la Tierra”. La Carta de las Naciones Unidas ha sido ratificada por los Estados Unidos, y el Congreso no puede emprender acciones -incluyendo guerras de agresión- si violan esa Carta. Las guerras de agresión, e incluso el hecho de amenazar con ellas, violan las leyes humanitarias internacionales a las cuales todos los países están sujetos. Ni el Congreso ni el presidente tienen el derecho de llevar a los Estados Unidos a una guerra de agresión y cualquier voto de aprobación, lejos de legalizar o legitimar esos planes, sirve solo para ratificar los crímenes de guerra.

Mito 4
El gobierno de Estados Unidos pretende “liberar” a los irakies

El 11 de Octubre de 2002 el New York Times reveló los verdaderos planes de Estados Unidos: “La Casa Blanca está desarrollando un detallado plan, inspirado en la ocupación de Japón después de la guerra, para instalar un gobierno militar en Irak dirigido por Estados Unidos si derriban a Saddam Hussein del poder, según declaraciones de oficiales de la administración. En una fase inicial, Irak seria gobernado por un comandante militar americano -tal vez el general Tommy R. Franks, comandante de las fuerzas de Estados Unidos en el Golfo Pérsico, o alguno de sus subordinados- que asumiría el rol que el general Douglas MacArthur tuvo en Japón después de su rendición en 1945. La verdadera intención del gobierno de Estados Unidos es recolonizar Irak. Antes de las década de los 60, empresas estadounidenses obtenían el 50% de sus ganancias en el extranjero de inversiones en el petróleo en esta zona. las administración Bush quiere que Irak desnacionalice su producción de petróleo -el 10% del total mundial. Esta guerra es un intento de reconquistar Irak y todos sus recursos naturales. La administración Bush quiere reorganizar el Oriente Próximo y deshacer todo lo que han conseguido los movimientos de liberación nacional los últimos sesenta años. Quieren eliminar la independencia de todos los países de la región y confirmar su dominación y su control -no en interés de la mayoría de gente- para acceder al petróleo.

Mito 5
Irak es una amenaza militar para el mundo

No hay ningún hecho que apoye esta afirmación. Durante la guerra del Golfo en 1991, mientras los Estados Unidos bombardeaban Irak con un arsenal de más de 110000 proyectiles, Irak no consiguió destruir ni siquiera un tanque o un avión estadounidense. La operación Tormenta del Desierto destruyó, según los inspectores de la Naciones Unidas, el 80% del armamento irakí. Las inspecciones que se hicieron posteriormente acabaron con un 90% del armamento restante. Irak ha estado pagando indemnizaciones a Kuwait y a las compañías petrolíferas estadounidenses desde 1991 y no tiene la capacidad financiera para construir otro arsenal. Además, no ha habido ningún tipo de amenaza de Irak a ningún otro país.

Mito 6
Irak expulsó a los inspectores

Irak no pidió a los inspectores que se fueran. Los inspectores se retiraron en Diciembre de 1998 porque los Estados Unidos se lo pidieron para así poder lanzar un ataque contra Bagdad. El día siguiente, 16 de Diciembre, los Estados Unidos empezaron las operación Zorro del Desierto, que incluyó el lanzamiento de 1100 bombas y mísiles de crucero sobre Irak. Después de los bombardeos, un informe del Washington Post confirmó las afirmaciones de Irak de que las inspecciones eran operaciones de recogida de datos hechas bajo las ordenes de la Agencia de Inteligencia. El Pentágono usó la información recogida de las inspecciones para sus bombardeos. Después de esto, el gobierno irakí no permitió la entrada de nuevo de los inspectores.

Mito 7
Las sanciones son una forma mejor de tratar a Irak

El plan para imponer sanciones a Irak viene desde el Pentágono, no desde el departamento de Salud y Servicios Humanos. Era una parte central de la estrategia del Pentágono contra los irakies. Las sanciones han sido más devastadoras que la propia guerra. “UNICEF confirma que entre cinco y seis mil niños irakies mueren cada mes debido al impacto de las sanciones, y esa estimación probablemente sea baja”, afirmó Denis Halliday en el Congreso en Octubre de 1998. Halliday, que acababa de dimitir como secretario general auxiliar de las Naciones Unidas y cabecilla de la misión humanitaria en Irak, habló de la “trágica incompatibilidad de las sanciones con la Carta de las Naciones Unidas y la Convención sobre Derechos Humanos.”

Mito 8
Las Naciones Unidas permiten a los aviones de EE.UU.. y del Reino Unido bombardear “zonas de exclusión aérea”

Los Estados Unidos aceptaron el alto al fuego con Irak en Febrero de 1991. Las zonas de exclusión aérea sobre dos tercios de Irak fueron impuestas por los Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia 18 meses después de la guerra del Golfo. Las Naciones Unidas nunca han sancionado las zonas de exclusión aérea. Francia ya las ha condenado. Estas zonas violan las leyes internacionales. Irak tiene todo el derecho, bajo las leyes internacionales y todas las leyes conocidas en el mundo, de defenderse en estas zonas. De acuerdo con el artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas, Irak tiene derecho a defenderse en todo el país, incluso en estas zonas de exclusión aérea.

Mito 9
La gente está a favor de la guerra en Irak

Ninguna encuesta de opinión confirma esta afirmación. Las encuestas afirman que hay una gran oposición a la guerra. Habitualmente hay un gran apoyo hacia el presidente que lanza una guerra, en vez de eso, las oficinas del Congreso informan de una gran oposición de una guerra unilateral contra Irak. En el resto del mundo, la oposición es incluso mayor. Mientras el primer ministro británico, Tony Blair, es un monaguillo de Bush, poca gente en Gran Bretaña apoya la guerra. Ya ha habido una manifestación de 400000 personas en Londres. Manifestaciones similares se han producido en Roma y Madrid. El sentimiento general en Europa fue resumido por un ministro griego: “Estamos totalmente en contra de cualquier conflicto militar… incluso con una resolución de la ONU”. Alrededor del mundo el sentimiento no es diferente. El gobierno de Nueva Zelanda se opone a la guerra. Ningún país en el medio Este apoya la guerra. El Líbano, Jordania, Kuwait, Oman, Qatar, Arabia Saudí y los Emiratos írabes se oponen a la guerra, al igual que Francia, Rusia y China.

Mito 10
La guerra será buena para la economía

A los contribuyentes estadounidenses les cuesta 50 millardos de dólares al año mantener sus fuerzas armadas en el golfo Pérsico. Los 200 millardos que se prevé que cueste la guerra en Irak saldrán directamente de la Seguridad Social, seguros de enfermedad, educación y bienestar. La clase trabajadora será la que pague la factura. las clases altas ya han visto sus impuestos reducidos para que paguen solo una parte de la factura.

Mito 11
La guerra será rápida e indolora

La guerra raramente es rápida, nunca indolora. Esta nueva guerra tampoco lo será. Los 4.8 millones de personas que viven en Bagdad se enfrentan a una invasión por parte del más moderno y letalmente equipado ejercito del mundo. Irak tiene 22 millones de habitantes. Ellos serán los que se deberán enfrentar a los horrores y las muertes de la guerra.

Mito 12
El síndrome de la guerra del Golfo es un mito

La Oficina de Veteranos afirmó que un 36% de los veteranos de la operación Tormenta del Desierto habían rellenado demandas a causa de discapacidades debidas al servicio. Una de las principales razones es que los Estados Unidos usaron Uranio empobrecido. En Julio de 1990, “El ejercito admitió que el Uranio empobrecido tenia riesgos a largo plazo para los lugareños y los veteranos. Dosis bajas se relacionan con cáncer.” Los veteranos de la guerra del Golfo tienen un 500% de incidencias de la enfermedad de Lou Gehrig que la media. Las mujeres que participaron en la Tormenta del Desierto tienen un 300% más de incidencias de niños con defectos. En los hombres la incidencia es del 200%.

2 Comentarios to “Contestando los mitos de Bush sobre Irak”

  1. fernan dice:

    Nen, yo flipo con estos temas y me parece vergonzoso que estando todo tan claro se halla llegado a este punto. Lo k mas me rebienta de la guerra de Irak es la impotencia de no poder hacer nada mas k leer los abusos de poder que existen en el mundo y tener que pensar en otra cosa para poder sentirme mejor.Mi unico consuelo es pensar que tarde o temprano se girara la tortilla y los muy hijos de puta que hacen la guerra desde los despachos reciban su merecido
    PD: La unica guerra en la que me alistaria y en primera fila, seria una contra “casi” todos los jefes de estado del mundo entero, que son con sus mas y sus menos los que nos llevan a estas situaciones de miseria tan lamentables

  2. Diego de Aiquile dice:

    Solo nos queda dar el apoyo moral a los valientes y resitentes insurgentes de Irak…un pueblo determinado es un pueblo invencible.